La temporada navideña llega a la ciudad

Back to Article
Back to Article

La temporada navideña llega a la ciudad

José Yanez, Spanish Editor

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


La nieve cubre ya los techos y el pasto en los campos, y la ciudad se mira blanca, casi pura. La navidad se acerca, y muchos estudiantes estamos felices por el feriado para estas fechas, esperando con ansias el momento en el que podamos abrazar a nuestros parientes y decirles «¡Feliz Navidad!».

¿Que significa esta época, el invierno y la navidad, para nosotros? Para muchos puede significar ver la nieve cayendo sobre los techos y sobre el suelo, puede significar tomar chocolate caliente frente a la chimenea, ponerse suéteres feos, escuchar música de la época, reunirse con la familia, abrir regalos, cantar villancicos, y también conducir con cuidado ya que las calles están resbalosas, pero, ¿es esto lo que se piensa en la mayoría de los países americanos? Muchos de nosotros, inmigrantes, hijos de estos, o simplemente personas envueltas en la cultura latinoamericana, pensamos en algunas de estas cosas o en algo un poco diferente.

En  la mayoría de países latinoamericanos no cae nieve y no hace frío, y debido muchas otras circunstancias, las costumbres no son iguales a las que vivimos aquí en los estados unidos; ¡nadie toma chocolate caliente junto a la chimenea!

Mientras aquí jugamos a lanzarnos bolas de nieve, en sudamérica la gente acostumbra a ir a la playa. Mientras que aquí los niños se van a dormir la noche del 24 de diciembre para abrir los regalos que Papa Noel trajo, en latinoamérica las familias se reúnen a comer y a festejar en la espera del nacimiento de Jesucristo, y claro, a abrir los regalos inmediatamente.

Nunca hacen falta las fiestas en las que se reúne la familia y los amigos, en las que hay mucha comida, en donde los niños andan corriendo por allí, los tios y tias platicando, y mucho menos, reventar cohetes. A pesar de que la quema de pólvora es una actividad peligrosa, siempre ha sido una fuerte tradición en los países latinoamericanos.

Posiblemente, una de las cosas que más nos alegra de la navidad es la gastronomía exquisita que solo se disfruta durante esa época del año. El pavo asado en Chile, los Buñuelos en Colombia, las Hallacas en Venezuela, la Picana en Bolivia, el pollo relleno en Perú, el Vitel Toné en Argentina, y probablemente los más conocidos de todos en toda latinoamérica, los Tamales, son solo unos pocos ejemplos de la amplia variedad de comidas que se preparan para estas fechas.

Aunque todo esto parezca mucho para la celebración de navidad, para el año nuevo hay más comida, más cohetes, y más alegría. Hay muchas tradiciones para recibir el año nuevo, una de las más conocidas es el comer 12 uvas al son de las 12 campanadas que el reloj marca a la media noche para traer 12 meses de prosperidad y buena suerte. Otra tradición es quemar el año viejo, un muñeco hecho de ropa vieja y rellenado con cohetes o pólvora.

No hay duda de que la navidad es una época del año muy bonita, en la que las casas están decoradas, las familias se reúnen, y en la que parece que la felicidad nos llena, no importa donde celebremos.

 

Print Friendly, PDF & Email